Nos planteamos el problema de crear Landing Page (o página de aterrizaje) a la hora de querer conseguir objetivos muy específicos en Internet. Según varias fuentes de estadísticas, una Landing Page suele tener mayores ratios de conversión que una página web “tradicional”. El concepto ya está de moda y muchos lo ven como una solución mágica para vender más. Pero no es exactamente así.

El éxito de una Landing Page depende del dicho objetivo establecido. Si lo que pretendemos hacer es crear una base de e-mails de los visitantes de nuestra web, puede ser más sencillo conseguirlo en comparación con intentar vender algo directamente. Pero incluso cuando solamente queremos conseguir los contactos de nuestros clientes potenciales para utilizarlos luego en nuestra CRM, tenemos que seguir ciertos pasos para triunfar.

Formularios de contacto a la hora de crear Landing Page

El objetivo a la hora de crear Landing Page normalmente consiste en obtener los contactos de los visitantes. Se hace a través de formularios de contacto situados en la página. Los usuarios no siempre nos quieren dejar sus contactos, por tanto, perdemos leads potenciales y las posibles ventas. ¿Por qué pasa esto y qué podemos hacer?
Hay 2 razones principales para NO rellenar formularios de contacto en una Landing Page:

  1. El formulario no está bien hecho
  2. La funcionalidad del formulario no está bien pensada

A continuación, os presento un check list para poder analizar estos formularios y trabajarlos.

1. Comprueba que tu Landing Page se muestra bien en todos los dispositivos

Hoy en día se utilizan varios dispositivos para visualizar las páginas web. Para no perder clientes potenciales, es de vital importancia tener los elementos principales de conversión, como el formulario, en las partes visibles de la primera pantalla (es decir, lo que el usuario ve justo al entrar a tu página). Se puede estudiar el comportamiento de los usuarios en el mapa de scrolling y otras herrameientas que nos ofrece Google Analytics. Si tu Landing Page está bien visible en varias resoluciones de pantalla, vamos bien.

2. Comprueba que tu Landing Page funciona en los principales navegadores

No todo el mundo utiliza Google Chrome o Internet Explorer – existen numerosas otras opciones para navegar en Internet: Firefox, Safari, Edge, Netscape, Opera, etc. En algunos navegadores tu Landing Page puede sufrir cambios en la parte visual y funcional. Realiza el testing y comprueba bien la funcionalidad.

3. El número de campos adecuado para el formulario

Para triunfar con el formulario es esencial pensar en los usuarios que lo van a rellenar. Muchas empresas por alguna razón quieren sacar todos los datos posibles de los visitantes. A lo mejor, cuanto más conozcamos al cliente – mejor, pero en este caso nos enfrentamos al siguiente problema: el visitante simplemente no quiere dejarnos tantos datos. Lo que estoy diciendo no es “reducir los campos al mínimo”. Pero la verdad es que CADA campo tiene que tener sentido para el objetivo que nos planteamos. Siempre podemos evitar pedir la fecha del cumpleaños o el teléfono fijo, cuando no nos hace falta realmente. El formulario debe ser cómodo y fácil para rellenar:

  • Utiliza placeholders para resolver dudas. Si el usuario ve un ejemplo de lo que tiene que poner, va a ser más fácil que rellene algo.
  • Haz posible el envío del formulario sin necesidad de rellenar todos los campos.
  • No solicites demasiados datos. Poca gente va a rellenar 10 campos para recibir un catálogo o suscribirse a una lista de e-mail.

4. Utiliza diferentes métodos de contacto a la hora de crear Landing Page

Es importante proveer varias vías de contacto para el usuario. Da a los clientes la posibilidad de contactarte por teléfono, por e-mail o un chat online. Ten en cuenta el comportamiento de los clientes – para algunos es más fácil simplemente llamar y hablar de todo, y en algunos casos es necesaria la interacción con el formulario.

5. ¿Formulario abierto o cerrado?

No hay una respuesta correcta a esta pregunta. Todo depende del “camino lógico” que has utilizado para llevar al cliente a este formulario de contacto.

El formulario tiene que ser sencillo, ordenado (es buena idea poner los campos más fáciles de rellenar, como el nombre, primero) y tiene que hacer referencia a los beneficios que da al quién lo rellene.

6. ¡No utilices las frases cliché!

No utilices frases como “reciba una consulta gratis”. Tienes que ser más creativo y pensar en otras formas de interesar al usuario y hacerle interactuar con el formulario de contacto.

7. Call-to-Action concreto

Es mejor evitar un simple “enviar formulario”. Funcionan mejor los botones que describen un resultado concreto, por ejemplo “recibir el presupuesto”.

8. Atención adicional

Utiliza la información gráfica. Es conveniente utilizar flechas y otros elementos para indicar el camino hacía el formulario de contacto. Así será más visible para el usuario.

9. Haz a la imagen de la primera pantalla trabajar para el CTA

En casos cuando no es posible utilizar los elementos gráficos para llamar atención al formulario, intenta utilizar las fotos de la primera pantalla. Una foto bien elegida tiene que dirigir la mirada del visitante al sitio correcto.

10. Estudia la interacción de los usuarios con el formulario.

La analítica de los formularios ayuda a determinar que campos rellenan/no rellenan los usuarios. Es importante estudiar todos los problemas que pueden surgir en relación a los formularios y mucha información puede ser sacada desde Google Analytics o otras herramientas similares.

11. Agradece al cliente – es muy importante.

Una página de agradecimiento es una muestra de respeto al cliente y también incrementa las conversiones.

Conclusiones

  1. La interacción con el formulario  — es uno de los puntos más importantes para pensar a la hora de crear landing page. Antes de hacer AB-testing de tu página de aterrizaje, es conveniente analizar los formularios utilizando el check-list.
  2. Ve cómo se comporta el sitio web en diferentes dispositivos y navegadores. A veces los problemas ocurren dónde menos te los esperas.
  3. Analiza los formularios para ver campos que los clientes no rellenan para entender sus razones y hacer correcciones.

Espero que mis consejos te ayudarán a superar a tu competencia a la hora de crear Landing Page. ¡Qué tu página de aterrizaje tenga conversión!